miércoles, 23 de julio de 2014

CORAZÓN DE LEÓN Educación sentimental

Argentina 2013 110 min.
Dirección Marcos Carnevale Guión Marcos Carnevale y Betiana Blum Fotografía Horacio Maira Música Emilio Kauderer Intérpretes Guillermo Francella, Julieta Díaz, Nora Cárpena, Jorgelina Aruzzi, Mauricio Dayub, Nicolás Francella, María Nela Sinisterra Estreno en España 18 julio 2014

No parece que sea causalidad que esta comedia romántica, éxito de taquilla el año pasado en su país, comience con su protagonista en paracaídas y termine con él en parapente; deportes de altura y superación para alguien precisamente con un problema de altura, y no nos referimos al vértigo. Marcos Carnevale se mueve con comodidad y soltura en el género cuando de parejas difíciles se trata, y si en Elsa y Fred Manuel Alexandre y China Zorrilla interpretaban a dos personas que descubren el amor al final de sus vidas, ahora la dificultad reside en la tremenda diferencia de altura entre los dos integrantes de la pareja, lo que lleva a plantearse el tema de la diferencia y de nuestra deficiente educación sentimental. La belleza que está en el interior sigue resistiéndosenos frente a la más apabullante y resplandeciente del exterior; la opinión de quienes nos rodean puede a veces más que nuestro propio interés y felicidad. En clave amable, sin estridencias (salvo el ya inevitable personaje almodovoriano, en este caso la secretaria del bufete de abogados en el que trabaja la protagonista) ni mal gusto, Carnevale apunta estos temas aunque en el fondo lo fundamental sea entretener con una historia de amor clásica y tradicional. Entre dosis de romanticismo y una sana presencia de familiares con relaciones a menudo entrañables, surge un guiño a quienes día a día tienen que labrarse un lugar en esta sociedad injusta e imperfecta, donde los valores que más se tienen en cuenta no son los más convenientes, y donde la apariencia a menudo vale más que la auténtica virtud, especialmente cuando ésta hay que trabajársela tan duro para compensar la falta de lo primero. Sin apostolar ni sentar cátedra, con humildad y profesionalidad, Carnevale y su estupendo elenco consiguen una película tan simpática como satisfactoria, que además nos hace reflexionar sobre las oportunidades perdidas por un exceso de celo en lo puramente convencional. Una elegante puesta en escena en ambientes acomodados que hagan el producto más digerible y mejor enclavable en los parámetros de la comedia sofisticada clásica, y unos eficaces efectos visuales que consiguen reducir al protagonista de manera más o menos convincente, completan un resultado muy satisfactorio y elocuente.

domingo, 20 de julio de 2014

EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS Un gesto pacífico que no prescinde de la violencia

Título original: Dawn of the Planet of the Apes
USA 2014 130 min.
Dirección Matt Reeves Guión Mark Bomback, Rick Jaffa y Amanda Silver Fotografía Michael Seresin Música Michael Giacchino Intérpretes Andy Serkis, Jason Clarke, Kodi Smit-McPhee, Gary Oldman, Keri Russell, Toby Kebbell, Kirk Acevedo, Judy Greer Estreno en España 18 julio 2014

1968 marcó un antes y un después en el género de la ciencia-ficción; Kubrick dirigió 2001 y Franklin J. Schaffner El planeta de los simios. La revisitación del universo de estos primates que dominan la Tierra parece participar de ambas obras maestras en su concepto visual y argumental. Ahora más que en El origen del planeta de los simios, su predecesora, parece reflejarse la estética de los primeros veinte minutos de la película del director de La naranja mecánica, mientras del original protagonizado por Charlton Heston simplemente retoma la base argumental. Es curioso cómo hace décadas las sagas aprovechaban un título de éxito para ir paulatinamente y de propósito perdiendo calidad. Le ocurrió por ejemplo a Tiburón e igualmente a El planeta de los simios, cuyas secuelas (Regreso, Huida, Rebelión y Conquista) así como posterior serie de televisión, fueron degradando la categoría del original. La guerra de las galaxias cambió ese panorama hasta hoy en que cualquier franquicia intenta con cada título mejorar al anterior o al menos mantener su supuesta calidad intacta. El origen fue una agradable sorpresa que nos contaba precisamente eso, cómo los simios se rebelan contra los humanos comenzando una nueva era en nuestro planeta. El argumento de su secuela es más simple, se trata sólo de enfrentar las colonias de simios evolucionados y humanos supervivientes al virus desatado diez años antes en una guerra tan inevitable como previsible; pero Matt Reeves maneja los recursos técnicos y narrativos con mano firme, la misma que logró hacer de Monstruoso y el remake de Déjame entrar dos más que estimables películas. El ahijado de J.J. Abrahams logra que un argumento sin sorpresa ni apenas intriga consiga enganchar gracias a una equilibrada y eficaz dosificación de los elementos, por mucho que un recorte de al menos veinte minutos le hubiera venido bien a una película cuyo argumento no da mucho de sí. Sin embargo acierta al denunciar la sociedad violenta en la que nos desenvolvemos y la inutilidad de los esfuerzos diplomáticos de quienes luchan por la paz, algo tan lamentable e inevitable que proféticamente ni siquiera podremos ser capaces de resolver con una segunda oportunidad. Un San Francisco devastado y un sorprendente trabajo de masas digitales consiguen un espectáculo notable, mientras las interpretaciones se ajustan al conjunto, destacando las posibilidades dramáticas de un actor al que nunca veremos su rostro verdadero, Andy Serkis (Gollum) pero cuyos gestos y registros quedan perfectamente marcados en las facciones del simio protagonista César a través de la técnica del motion capture.

THE KINGS OF SUMMER No cuentes conmigo

USA 2013 95 min.
Dirección Jordan Vogt-Roberts Guión Chris Galletta Fotografía Ross Riege Música Ryan Miller Intérpretes Nick Robinson, Gabriel Basso, Moisés Arias, Nick Offerman, Erin Moriarty, Megan Mullally, Marc Evan Jackson, Alison Brie, Eugene Cordero, Mary Lynn Rajskub, Thomas Middleditch, Kumail Nanjiani Estreno en España 4 julio 2014

Aunque su título original era el más adecuado Toy's House (Casa de juguete), aludiendo al refugio que tres adolescentes construyen en medio del bosque para aprender a sobrevivir solos y lejos de sus incómodos padres, finalmente se estrenó con el más inoportuno Los reyes del verano, pues ni son precisamente de la realeza ni funciona como algo fresco y divertido propio del verano. Por el contrario su director se apunta, quizás de forma algo más discreta, al universo anticuadamente indie de sus compatriotas Spike Jonze, Charlie Kaufman y especialmente Wes Anderson, irritante donde los haya, para intentar contarnos otra de esas historias pontificales de iniciación y despertar a la vida, aunque en su desarrollo ni logre enganchar ni hacernos empatizar con sus personajes, tan afines al cliché como pretenciosa resulta ser la mano que maneja el cotarro. Intenta ser un cuento y para eso describe personajes adultos absolutamente estúpidos, desde el padre amargado e irónico porque se siente abandonado, al matrimonio esperpéntico, vergonzoso y aburrido. Luego genera relaciones entre los jóvenes tan deudoras de la tradición como que los dos guapitos son muy amigos, el tercero, hispano, es el feo y por ello el graciosillo de turno, al que se le presta menos atención hasta que descubre su lado fiel y fiable. Y para colmo surge el sexo femenino como detonante de la rencilla y enemistad entre los aguerridos protagonistas. Lo cierto es que toda esta jungla no sirve más que para aburrir, desinteresar paulatinamente y, finalmente, lamentarse de que lo que prometía ser una refrescante y lúcida película sobre ese momento a menudo tan difícil de nuestras vidas se quede sencillamente en algo anodino y falta de fuerza y garra.

sábado, 19 de julio de 2014

SUAVE ES LA NOCHE: IOLKICHEVA Y RODRÍGUEZ HIPNOTIZAN LAS NOCHES DEL ALCÁZAR

XV Noches en los Jardines del Real Alcázar. Mª Antonia Rodríguez, flauta. Daniela Iolkicheva, arpa. Programa: Del Barroco al Impresionismo (obras de Bach, Naderman, Tulou, Fauré, Debussy y Saint-Säens). Viernes 18 de julio de 2014

Parafraseando a Scott Fitzgerald, la del pasado viernes no sólo fue una noche suave en un incomparable marco, sino que siguiendo los matices del original inglés tender fue amable, cariñosa y distendida, como muy bien manifestaron las dos artífices de un concierto exquisito e incomparable en el que la mecida de la frondosa vegetación por la fresca brisa nocturna logró mezclarse con el trabajo entregado y emotivo de estas estupendas intérpretes. Sinfónica de Sevilla y de RTVE unieron fuerzas a través de dos de sus representantes más insignes, la arpista Daniela Iolkicheva y la flautista Mª Antonia Rodríguez, amigas y colaboradoras desde hace ya un buen puñado de años.

Salvo la Sonata en Do mayor BWV 1033 del barroco Bach, el resto del programa giró en torno a compositores franceses del clasicismo y fundamentalmente el impresionismo, sobre todo a través de transcripciones, dada la dificultad de encontrar repertorio centrado en la combinación flauta y arpa. Original para tal madera y clave, la sonata bachiana deambuló entre la gracilidad y el rigor que caracterizan la obra del compositor alemán, ofreciendo a Rodríguez todas las posibilidades de lucimiento, con un fraseo nítido y un convincente control del fiato, especialmente en el allegro y los minuetos. Puede que el Nocturno, Tyrolienne y Rondoletto del arpista François-Joseph Naderman y el flautista Jean-Louis Tulou, amigos y compañeros en el Conservatorio de París, resulte una pieza insustancial, pero no se le puede negar una estructura férrea y una gramática hábil sobre todo para exhibir agilidades, como así hicieron las invitadas.

Ese mismo conservatorio aprovechó la Fantasía Op.79 que Fauré dedicó al flautista Paul Taffanel para ofrecerlo como obra de examen a finales del XIX. Sobre su dificultad hizo hincapié Rodríguez, para acto seguido ofrecer una versión lúcida y acrobática de la pieza, siempre con el refinado acompañamiento de Iolkicheva. De Debussy se escogió su popular Arabesco nº 1, que resiste estupendamente la transcripción del piano original a flauta, siendo ésta tan apropiada para sus sensuales y evocadoras florituras. Una impecable Fantasía para violín (otra transcripción) y arpa Op.124 de Saint-Saëns, de clara influencia debussysta, y el archiconocido Interludio de Carmen de Bizet completaron un concierto generoso en magia y seducción.

Artículo publicado en El Correo de Andalucía el domingo 20 de julio de 2014

MARSELLA Buenas pero insuficientes intenciones

España 2013 98 min.
Dirección Belén Macías Guión Belén Macías, Aitor Gabilondo y Verónica Fernández Fotografía Aitor Mantxola Música Juan Pablo Compaired Intérpretes María León,
Goya Toledo, Noa Fontanals, Eduard Fernández, Óscar Zafra, Álex Monner
Estreno 18 julio 2014

Tras varios años ausente de la gran pantalla y dedicada a la televisión con títulos como La República y La señora, la directora de El patio de mi cárcel vuelve al cine con una nueva película de temática social en la que la mujer lleva las riendas y toda la carga emocional. En esta ocasión propone una interesante historia sobre cómo afecta a la educación y la vida sentimental de una niña de diez años el reparto de custodia y maternidad entre dos mujeres, naturalmente de clase acomodada la primera y obrera la segunda. La lucha de dos mujeres por una niña que despierta a nuevas experiencias y sensaciones mientras se encaminan a conocer a su progenitor francés en la ciudad mediterránea del título. El problema es que aunque a Macías se le nota que pone cariño y empeño en el asunto, echa mano a menudo del cliché para describir personajes y situaciones, lo que hace excesivamente previsible su desarrollo y el devenir de los acontecimientos, no obstante destilar en más de una ocasión una buena dosis de bondad y humanidad que hace aflorar sentimientos tan sanos como edificantes. El trabajo de los intérpretes es solvente, incluida la niña no exenta de los habituales toques repelentes a los que el cine fundamentalmente americano nos ha acostumbrado. María León demuestra una vez más que tiene un talento natural para la interpretación y que mueve bien sus registros desde la comedia al drama, aunque su particular gracia para entonar sus frases colocan la balanza del primer lado; no obstante seguir encasillada en papeles de mujer poco cultivada limita las posibilidades de valorar su trabajo con una mayor extensión . A pesar de las virtudes referidas, las buenas intenciones y el interés evidente de la trama chocan con un ritmo irregular, secuencias mal resueltas y faltas de vida, irrupción ocasional de la habitual impostura del cine español y una inconveniente e innecesaria tendencia a castigar a los más desfavorecidos para reforzar el carácter dramático y serio de la función.

PASSION Un ejercicio inocente y nostálgico

Alemania-Francia 2012 102 min.
Dirección Brian De Palma Guión Brian De Palma y Natalie Carter, según el film de Alain Corneau “Crime d’amour” Fotografía José Luis Alcaine Música Pino Donaggio Intérpretes Rachel McAdams, Noomi Rapace, Karoline Herfurth, Paul Anderson, Dominic Raacke, Rainer Block, Benjamin Sadler No estrenada en España

Devotos del cine del realizador de El fantasma del paraíso y Carrie, los franceses han rescatado con ayuda de los alemanes al director italoamericano Brian De Palma para devolverle al estilo que cultivó a principios de los 80 con títulos como Vestida para matar, Impacto o Doble cuerpo, y que le reafirmaron como simpático y digno emulador de Hitchcock, una reputación que se ganó años antes con Hermanas y Fascinación, en las que la música de Bernard Herrmann potenció tal comparación. Lo curioso es que esta recuperación se haya producido con un remake de una cinta tan reciente como Crime d’amour (2010) de Alain Corneau, con Rachel McAdams (Morning Glory, Midnight in Paris, To the Wonder) sustituyendo a Kristin Scott Thomas y la millenniana Noomi Rapace a Ludivine Sagnier. El resultado, aún no estrenado comercialmente en nuestro país, tiene todo el encanto que la operación pretende, devolvernos a un director que aunque irregular nos hizo disfrutar mucho a los de nuestra generación con persecuciones en museos o centros comerciales, asesinatos en ascensores o festejos populares y voyeurs inquietantes, siempre al son de la indispensable aunque maniquea música de Pino Donaggio, y con hermosas y elegantes mujeres como principal reclamo. También la fotografía del operador español José Luis Alcaine consigue emular ese estilo ochentero autohomenajeado en el film. En nada de esto decepciona este regreso de De Palma a un universo que conoce muy bien y en el que tanto trabajó antes de sofisticarse con Los intocables, Corazones de hierro y La dalia negra. Cierto que no ha funcionado todo lo bien que se ha querido y que su paso por el Festival de Venecia de 2012 no fue tampoco memorable; que su argumento es artificioso y forzado y que rezuma cierto aire inocente y retrógrado a pesar de su moderna puesta en escena. Pero intriga no le falta, ritmo tampoco, y consigue que celebremos su carácter nostálgico, incluida pantalla partida tan característica del autor, y que al final su visionado resulte una experiencia gratificante.

miércoles, 16 de julio de 2014

BORGMAN Un ataque a la conciencia

Holanda-Bélgica-Dinamarca 2013 113 min.
Guión y dirección Alex van Warmerdam Fotografía Tom Erisman Música Vincent van Warmerdam Intérpretes Jan Bijvoet, Hadewych Minis, Jeroen Perceval, Alex van Warmerdam, Tom Dewispelaere, Sara Hjort Ditlevsen, Elve Lijbaart, Eva van de Wijdeven, Annet Malherbe Estreno en España 11 julio 2014

Un sorprendente y original ejercicio de terror psicológico tan cerca del cine de Buñuel que casi pareciera un guión suyo para un proyecto de cine fantástico y de terror nunca realizado por el genial aragonés. La irrupción de un vagabundo en la vida de una acomodada familia holandesa irá generando una serie de situaciones cada vez más grotescas y disparatadas, siempre dentro de un orden y bajo un ambiente malsano que genera una tensión tan continua como la intriga de la que te hace partícipe. El realizador, que se reserva uno de los siniestros personajes que abundan en el film, realiza un potente ejercicio en torno a la mala conciencia que supuestamente genera pertenecer a la clase pudiente y haber escalado a menudo sin escrúpulos en la consecución de ese bienestar extremo. El peaje a pagar en este estimulante experimento son conductas y situaciones a menudo incómodas y muchas veces incluso inexplicables, lo que va dejando lentamente en el espectador la sensación de no comprender el alcance del mensaje propuesto. El pequeño ejército de hombres y mujeres llegados de los bosques podrían ser demonios o prestidigitadores del alma, hipnotizadores o sencillamente inmigrantes que reclaman una posición en el mundo que la sociedad les ha negado. Hay muchas preguntas y muchas propuestas en este inquietante film que logró el premio a la mejor película en el pasado Festival de Sitges, concursó en Cannes del 2013 y obtuvo el premio al mejor director en el Festival de Atenas del año pasado, entre otros reconocimientos.