martes, 6 de diciembre de 2016

1898. LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS Un desastre que da lugar a otro

España 2016 129 min.
Dirección Salvador Calvo Guión Alejandro Hernández Fotografía Álex Catalán Música Roque Baños Intérpretes Luis Tosar, Álvaro Cervantes, Javier Gutiérrez, Karra Elejalde, Carlos Hipólito, Eduard Fernández, Patrick Criado, Miguel Herrán, Ricardo Gómez, Emilio Palacios, Alexandra Masangkay, Maykol Hernández, Pedro Casablanc, Ciro Miró Estreno 2 diciembre 2016


No se puede hablar de remake cuando una película se basa en una novela o en hechos reales, en cuyo caso es simplemente una nueva versión. Pero como tal esta película es sorprendentemente tan mala como la que Antonio Román dirigió en 1945, o incluso peor. Para su época es sin duda alguna mucho más decepcionante que su predecesora, cuyo peor defecto era erigirse en propaganda de un régimen patriótico y confesional como el nuestro de aquel entonces, lo que a su vez originaba el objetivo o fin a perseguir con la narración de este curioso y trágico episodio de nuestra Historia. Al menos tenía eso, un objetivo, porque la que ha dirigido Salvador Calvo (por cierto que aquella la protagonizaba Armando Calvo, no sabemos si con parentesco o no con el realizador de la nueva) no parece tener siquiera claro cuál es su destino o fin. De haber estado mejor enfocada podría haber dado lugar a un buen análisis de la situación política y social de la España de entonces, a punto de perder su último referente como gran Imperio, o a un apasionante examen de la sinrazón de la guerra. Pero apenas logra ser un borrador de todo esto para convertirse sencillamente en una crónica insípida de un acontecimiento tan particular como fue la defensa de un poblado filipino cuando la guerra ya había terminado y España había vendido el archipiélago a Estados Unidos. Salvador Calvo se ha curtido, como tantos de su generación, en la televisión, donde ha abordado con desigual fortuna episodios históricos del país en producciones como Lo que escondían sus ojos o La duquesa. Su mano televisiva se nota en el acabado de una película para la que ha contado con un holgado presupuesto que sólo luce en sus diez y prometedores primeros minutos, para después languidecer por culpa de una pésima dirección de actores y un guión endeble que apenas ha esbozado unos caracteres sin profundidad ni relieve, sólo títeres al servicio de la narración pulcra y aséptica de unos hechos que debieran haber dado lugar a un producto más emocionante. La canción Yo te diré de Enrique Llovet y Jorge Halpern escrita para la película de 1945, suena aquí de forma abusiva y ocasionalmente ridícula, entre tantas otras situaciones igualmente ridículas que se dan cita en una función que cuenta con algunas de las interpretaciones más bochornosas del reciente cine español, como ese Javier Gutiérrez con cara de malo de principio a fin, o los jóvenes de reparto, salidos en su mayoría de la televisión, que sólo alcanzan a lucir palmito.

domingo, 4 de diciembre de 2016

LA DONCELLA Perversión inocente y erotismo de postal

Título original: Ah-ga-ssi
Corea del Sur 2016 145 min.
Dirección Park Chan-wook Guión Park Chan-wook y Jung Seo-kyung, según la novela “Fingersmith” de Sarah Waters Fotografía Chung Chung-hoon Música Cho Young-wuk Intérpretes Kim Min-hee, Kim Tae-ri, Ha Jung-woo, Jo Jin-woong, Kim Hae-suk, Moon So-ri Estreno en el Festival de Cannes 14 mayo 2016; en Corea del Sur 1 junio 2016; en España 2 diciembre 2016

Hablábamos a propósito de Stoker, la anterior película de Park Chan-wook y su única incursión de momento en el cine americano, de la fascinación del director surcoreano por el cine de Hitchcock, algo que se hace muy patente en el acabado formal de sus películas y en el tratamiento a menudo maquiavélico que otorga a sus heroínas. Esta larga y ambiciosa película no es una excepción, destacando su esplendor visual, el sobrecargado colorismo y su refinada dirección artística, que fue digna de premio en el pasado Festival de Cannes. De nuevo el director de Sympathy for Lady Vengeance expone su admiración por el mundo anglosajón, adaptando en esta ocasión una novela de Sarah Waters ambientada en el universo dickensiano de siglo XIX y ya adaptada para la televisión británica en formato de mini serie hace algunos años. Chan-wook traslada ahora su escenario a la Corea sometida por Japón de la primera mitad del siglo XX. El experimento le sirve para generar una suerte de paralelismo entre la sumisión de todo un pueblo a otro más poderoso, y el de las jóvenes protagonistas del film a la voluntad y el capricho de unos hombres obsesionados con el sexo y la fortuna. Lástima que como también sucedía en ese anterior título aludido, la empresa quede más o menos en la epidermis, en un espectáculo suntuoso, sin que llegue a brillar en exceso las posibilidades de seducción de una trama que se presume intensa y atrevida. Así las cosas su erotismo es de postal, mientras la supuesta perversión que debiera transmitir todo el conjunto provoca poco más que aburrimiento. Pero como la opinión, aunque sea la de un crítico más o menos comprometido, es sólo eso, les invito a leer también la de mi colega y amigo Pepe Serrano publicada en El Correo de Andalucía, más entusiasta que la mía y más acorde con el Premio del Público recibido en Sitges.

ANIMALES NOCTURNOS Un cuento moral sobre el proceso creativo

Título original: Nocturnal Animals
USA 2016 115 min.
Guión y dirección Tom Ford, según la novela de Austin Wright Fotografía Seamus McGarvey Música Abel Korzeniowski Intérpretes Amy Adams, Jake Gullenhaal, Michael Shannon, Aaron Taylor-Johnson, Isla Fisher, Ellie Bamber, Armie Hammer, Laura Linney, Michael Sheen, Jena Malone, Karl Glusman, Michael Aramayo Estreno en el Festival de Venecia 2 septiembre 2016; en Estados Unidos 23 noviembre 2016; en España 2 diciembre 2016

Paso firme del diseñador Tom Ford para lograr ser considerado un cineasta competente y que Un hombre soltero no quede en un caso aislado. Alguien ha definido con acierto a esta película como un cruce entre Douglas Sirk, Alfred Hitchcock y David Lynch, y no le falta razón en cuanto a los dos primeros, como melodrama elegante y sofisticado que es, a la vez que violento ejercicio de irrespirable suspense; sobra su comparación con el director de Terciopelo azul, con el que el estilo de Ford no guarda semejanza alguna, más allá de un arranque turbador, la secuencia que ilustra los títulos de crédito, rodada con estilo pero con un incómodo contenido que prologa toda la infeliz a la vez que considerablemente hermosa vacuidad que rodea a la protagonista. Víctima de la imagen y de los cánones impuestos, el personaje magistralmente compuesto por Amy Adams vive una inexplicable experiencia mientras lee el borrador de la última novela de su ex marido. Los recuerdos del pasado conviven con la desgarradora narración que la protagonista vive como un despertar a su propia conciencia, mientras su triste pero lujosa existencia constituye el tercer nivel narrativo de esta inquietante película. Ford maneja extraordinariamente los tiempos y ritmos para conseguir enganchar al espectador, incapaz de asimilar toda la virulencia del libro, pero sí de identificarse con la protagonista en su desazón y tender un puente de comprensión hacia el marido despreciado. Su elegante puesta en escena, invadida de iconos culturales y artísticos, se erige como otro personaje más en un film imponente y preciso en todos sus detalles, incluida una hermosa banda sonora de Abel Korzeniowski y un elenco de lujo del que el realizador saca muy buen partido, desde un sensacional Michael Shannon a una excepcional Laura Linney travestida en Glenn Close. Por cierto, siempre he creído que Amy Adams e Isla Fisher se parecen mucho físicamente, quizás no por casualidad la segunda interpreta a la esposa del personaje central del libro que lee la segunda, constituyéndose así en un alter ego de ella misma, como de hecho lo es el Gyllenhaal de la novela frente al que encarna al ex marido despechado. Pero además la cinta constituye un inteligente ensayo sobre el proceso creativo; en cierto momento ella le reprocha a él que sólo sepa escribir sobre sus propias experiencias, a lo que él responde que así suele ser en la mayoría de los escritores. En cierto modo Animales nocturnos, su dramática novela, es un análisis de su propio estado de ánimo, o al menos así parece entenderlo ella mientras se encamina a un futuro sin remisión ni esperanza. Logró el Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia.

sábado, 3 de diciembre de 2016

NUEVA CITA CON LA DISCIPLINA DE LA SINFÓNICA CONJUNTA

VI temporada, concierto I de la Orquesta Sinfónica Conjunta de la Universidad de Sevilla y el CSM Manuel Castillo. Israel Fausto Martínez, violonchelo. Juan García Rodríguez, director. Programa: Scène d'amour de Romèo et Juliette, de Berlioz; Concierto para violonchelo en mi menor, de Elgar; Sinfonía nº 5 en re menor, Op. 71 “La Reforma”, de Mendelssohn. Auditorio de la ETS de Ingeniería, viernes 2 de diciembre de 2016

El proyecto que Juan García y el CICUS pusieron en marcha hace ya seis años continúa su fecunda andadura para gozo de un público que no ha perdido en todo este tiempo el entusiasmo y la confianza por un conjunto que ha dejado tan alto el listón de la interpretación musical en un marco estrictamente académico. Llama la atención cómo año tras año y a pesar de las lógicas y evidentes transformaciones de plantilla, el director ha sabido conjugar los ingredientes que maneja la orquesta para que su sonido sea homogéneo e identificable. La disciplina férrea a la que sin más remedio han de entregarse estos jovencísimos intérpretes para lograr resultados tan estimulantes, y estos programas tan atractivos que sus responsables confeccionan, hacen que cada cita de las escasas propuestas se convierta en un acontecimiento para los melómanos que se han dejado seducir.

Evidentemente no se puede exigir a estos jóvenes el mismo nivel que a una orquesta consagrada, por eso sorprende aún más tan buenos resultados. Así, la última de las sinfonías de Mendelssohn lució magistral, con una fuerza arrolladora, combinando a la perfección lirismo, drama y exaltación, y con prestaciones extraordinarias de maderas y metales, además de un trabajo prodigioso en elegancia y contención de los timbales. Sin embargo la escena de amor de Romeo y Julieta de Berlioz, la pieza más interpretada de este mastodóntico y poco convencional trabajo sinfónico-coral, se quedó corta en inspiración poética y espíritu sombrío, con secciones desangeladas y continuas caídas de tensión, aunque evidenció que este año es la cuerda grave la que más brilla, con un sonido potente y homogéneo.

Arropado con acierto por gran parte de su alumnado, Israel Martínez brindó un Concierto para violonchelo de Edward Elgar, pieza emblemática del repertorio, bien articulado y estructurado, con un arranque en el que acertó a marcar su carácter indolente, continuando por sendas dramáticas y desgarradoras, incluidos pasajes vertiginosos muy bien resueltos, si bien asomaron puntuales fallos de entonación que suplió con un evidente sentido del lirismo que también le acompañó en un emotivo tema de inspiración hebrea que ofreció como propina.

Artículo publicado en El Correo de Andalucía el 4 de diciembre de 2016

miércoles, 30 de noviembre de 2016

BAR BAHAR. ENTRE DOS MUNDOS Liberación femenina y humo

Título original: Bar Bahr
Israel 2016 96 min.
Guión y dirección Maysalun Hamoud Fotografía Itay Gros Música Mg Saad Intérpretes Mouna Hawa, Shaden Kanboura, Sana Jammalieh, Mahmud Shalaby, Riyad Sliman Estreno en el Festival de Toronto 11 septiembre 2016; en España 25 noviembre 2016

España es el primer país en el que se estrena comercialmente esta película israelí, y aun sin fecha de estreno en ningún otro, después de su paso por los festivales de Toronto, donde logró el premio a la mejor película asiática, y San Sebastián, donde entre otros se alzó con el premio TVE “Otra mirada”. En ella la realizadora debutante Maysalun Hamoud retrata la vida de tres jóvenes palestinas con pasaporte israelí que procuran vivir una vida digna y libre al otro lado del muro islámico de la intransigencia y la prohibición. Siempre hay un cigarrillo encendido en esta película, no se sabe muy bien si como reivindicación de una liberación de la mujer en ciernes, pero lo cierto es que tanto humo molesta en un conjunto por lo demás interesante por lo que de retrato de una realidad y crónica de una situación insostenible se trata. En el apartado cinematográfico el resultado es más deficiente, construida como película demasiado convencional y arquetípica, aunque por el camino nos brinde la posibilidad de disfrutar con el hit parade musical de la zona y con las naturales y bien encajadas interpretaciones no sólo del trío de ángeles protagonistas sino de todo el elenco en general. Las situaciones que retrata son las habituales de matrimonios concertados, opciones sexuales, dificultades en el mundo profesional y peso de la familia, mientras se agradece que el problema judío palestino no asome ni siquiera con la inevitable presencia de soldados y rebeldes. Al final la consecuencia es que, libres o no, la vida es dura y las elecciones no son siempre las deseadas, pero en libertad por supuesto mucho mejor.

MAREA NEGRA Tragedia entre la confusión y la oscuridad

Título original: Deepwater Horizon
USA 2016 107 min.
Dirección Peter Berg Guión Matthew Sand y Matthew Carnahan Fotografía Enrique Chediak Música Steve Jablonsky Intérpretes Mark Wahlberg, Kurt Russell, John Malkovich, Gina Rodríguez, Kate Hudson, Dylan O’Brien, Ethan Suplee, Brad Leland, J.D. Evermore, Joe Chrest, Chris Ashworth Estreno en el Festival de Toronto 13 septiembre 2016; en Estados Unidos 30 septiembre 2016; en España 25 noviembre 2016

En su irregular filmografía el antes actor Peter Berg se ha atrevido prácticamente con todos los géneros, desde la comedia (Very Bad Things, Hancock) al deporte (Friday Night Lights) pasando por la aventura (El tesoro del Amazonas) y la guerra (La sombra del reino, El único superviviente, Battleship), alternándose con la televisión. Este año le ha dado por ilustrar acontecimientos recientes que han conmovido al Mundo, empezando por esta catástrofe medioambiental y humana que acabó con la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, comandada por British Petroleum, cuando saltó por los aires hace seis años, y siguiendo con Día de patriotas, que se estrenará dentro de poco y narra el atentado terrorista del maratón de Boston hace tres años, en la que será su tercera colaboración con Mark Wahlberg tras El único superviviente y Marea negra. En ésta Berg echa mano de su mejor oficio para lograr sumergir al espectador en una vorágine de lodo, hierro y fuego tan realista que todo se convierte, durante gran parte del metraje, en oscuridad y confusión. Lógicamente esto le quita atractivo estético, lo que unido a lo complicado que es seguir su trama en todos sus detalles debido al carácter eminentemente técnico que adopta su elaborado guión, hace que el visionado no resulte tan grato como cupiera esperar. Aun así se reconoce su precisión, su honestidad a la hora de simplemente narrar lo sucedido, sin cargar las tintas en denuncias ni dramas humanos, aunque no los obvia, y procurando ceñirse a la piel de tan desagradable evento. Gracias también al buen trabajo actoral de sus protagonistas, la cinta sale airosa del compromiso con su carácter pedagógico y su vocación de homenaje.

martes, 29 de noviembre de 2016

CLOSET MONSTER Un Donnie Darko gay y canadiense

Canadá 2016 90 min.
Guión y dirección Stephen Dunn Fotografía Bobby Shore Música Todor Kobakov y Mata Postepski Intérpretes Connor Jessup, Aaron Abrams, Joanne Kelly, Aliocha Schneider, Sofia Banzha, Jack Fulton, Mary Walsh, Marthe Bernard, James Hawksley y la voz de Isabella Rossellini Estreno en el Festival de Toronto 13 septiembre 2015; en Canadá 15 julio 2016; estreno en Andalesgai Sevilla 26 noviembre 2016

El propio título ya lo indica todo, El monstruo del armario. Se trata, claro es, de las dificultades de un joven para salir del armario, encorsetado en una sociedad pueblerina, la que se refleja en San Juan de Terranova y la península de Labrador, donde está rodada y que, confieso, fue el principal reclamo personal para verla, por un verano que tuve el privilegio de pasar allí cuando sólo tenía diecisiete años. Los tópicos se suceden, e incluyen chico con una especial sensibilidad y considerable creatividad artística, relación de autoengaño con su amiga inseparable, chico atrevido y rebelde que le ayuda a identificarse, acosos y animal de compañía con el que comparte sus más profundos secretos y anhelos, un hámster al que pone voz Isabella Rossellini. La presunta originalidad radica en el tratamiento que su debutante realizador da al conjunto, entre la fabulación y la paranoia, con música posmoderna y montaje supuestamente audaz, aunque en general todo recuerda y mucho a una de las primeras películas de Jake Gyllenhaal, Donnie Darko, pero menos marciana y trasladada al tema homosexual. No deja sin embargo de ser una crónica más de madurez y despertar sexual enfocado para públicos muy jóvenes y poco exigentes.