jueves, 7 de agosto de 2014

VIAJO SOLA Alternativas de vida lejos de la impostura

Título original: Viaggio sola
Italia 2013 79 min.
Dirección Marie Sole Tognazzi Guión Marie Sole Tognazzi, Ivan Cotroneo y Francesca Marciano Fotografía Arnaldo Catinari Música Gabriele Roberto Intérpretes Margherita Buy, Stefano Accorsi, Fabrizia Sacchi, Gianmarco Tognazzi, Alessia Barela, Lesley Manville Estreno en España 1 agosto 2014

Aunque ha dirigido ya un buen puñado de títulos, uno de ellos un documental dedicado a su padre, el mítico Ugo Tognazzi, no conocíamos nada de Marie Sole Tognazzi hasta esta película, una obra de cámara tan atractiva en su revestimiento como lúcida en sus intenciones. Propone una interesante reflexión en torno a una mujer madura, atractiva y muy femenina que trabaja como "cliente misterioso", es decir, inspectora de hoteles para comprobar que merecen la máxima calificación en estrellas. Su vida por lo tanto deambula de hotel de lujo en hotel de lujo, algo a lo que la cámara de la realizadora se adapta como un guante para ofrecernos un entretenimiento sofisticado y elegante. Naturalmente tiene también una vida personal, pero no es la convencional con la que a todos se nos educa. No se puede permitir una familia propia, pero se la ha creado a su alrededor con amigos, sobrinas, hermana y desconocidos que alumbran sus dudas e inquietudes. Son los demás los que parecen reprocharle no adaptarse a las convenciones sociales, porque ella simplemente resuelve compatibilizar un trabajo que parece adorar y realiza con todo lujo de mimos y detalles, con una vida personal en la que no falten los afectos, para lo cual ha de ejercitar también la generosidad y la renuncia. El desarrollo es tan elocuente como insinuante, y mientras asistimos a rutinas y sorpresas en el día a día de esta señora, vamos sacando nuestras conclusiones y aprendiendo otra lección de vida, a la vez que aceptando que hay muchos modelos de convivencia, y ni se quedan en la familia convencional ni en los nuevos modelos homosexuales ni monoparentales; hay muchas más posibilidades, quizás infinitas. Marie Sole Tognazzi ha definido una con la colaboración impagable de Margherita Buy, una de las actrices más populares de Italia y que aquí conocemos fundamentalmente por las películas de Ferzan Ozpetek. Y si alguna pega hay que ponerle a la película es su banda sonora, pues resulta muy obvio el uso de pizzicati cuando se quiere ilustrar escenas cómicas, el esplendor barroco para acompañar el lujo y plagiar el new age de Thomas Newman para resultar profundo y melancólico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario