martes, 4 de diciembre de 2012

EL ORIGEN DE LOS GUARDIANES Christmas Action Men

Título original: Rise of the Guardians
USA 2012 97 min.
Dirección Peter Ramsey Guión David Lindsay-Abaire, según los libros “Los guardianes
de la infancia” de William Joyce Música Alexandre Desplat Intérpretes Chris Pine,
Hugh Jackman, Jude Law, Isla Fisher, Alec Baldwin, Dakota Goyo
Estreno en España 30 noviembre 2012

William Joyce es el flamante ganador del último Oscar al mejor cortometraje de animación, The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore. También es el autor de una serie de libros que convierten a varios personajes extraídos de la tradición infantil anglosajona en vulgares superhéroes de acción al más puro estilo de lo que conocemos como Los cuatro fantásticos, X-Men o Los vengadores, por citar sólo algunos. Aparte del daño que supone ya de por sí enfrentar cada día más a los niños y niñas de este país a iconos culturales tan ajenos a los nuestros, encima los convierten en superhéroes. Es como si pensáramos en el Ratoncito Pérez, el Coco o los Reyes Magos como si fueran hombres de acción con superpoderes que, cómo no, vienen a salvar el Mundo. Éstos que aparecen en la película del debutante en la dirección Peter Ramsey, representan el espíritu de la Navidad (Norte o Santa Claus y Jack Frost o Escarcha), la ilusión (El Hada de los Dientes y El Conejo de Pascua) y el terror (Sombra). Claro está que la lucha se centra entre los primeros y este último, empeñado en acabar con la inocencia de los niños, cuando en realidad quienes van a acabar con ella son estos productos adocenantes que van preparando a la gente, ya desde pequeña, para plegarse el sistema sin apenas capacidad de reacción y análisis, con mensajes tales como creer y tener fe incluso en lo más inverosímil; es decir, no perder la ilusión ni siquiera en los momentos más difíciles, confiándose a la fe en algo fuera de nuestro alcance, entiéndase dogmático. Faltaría más que el diseño técnico y artístico de la película no fuera impecable, para eso su realizador se ha curtido y bien en el arte del storyboard, con películas como Independence Day, Hombres de Negro, Cómo ser John Malkovich o Minority Report entre muchísimas otras. Su aspecto visual recala en la nostalgia del pasado, con personajes y ambientes cuidados hasta el detalle, inclinados hacia la melancolía y los recuerdos ancenstrales; los referentes son claros: Peter Pan, Alicia en el país de las maravillas, Tim Burton... y todo pasado por la turmix de las películas de acción tal como las entendemos desde hace algunas décadas. Hay creatividad pero poca imaginación en cuanto al argumento y su tratamiento, que es más de lo mismo, algo que desinteresa hasta el aburrimiento. En definitiva, la única receta indicada por un pueblo tan absorto en la violencia que ya ni siquiera se da cuenta de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario