miércoles, 15 de marzo de 2017

ZONA HOSTIL Fuerzas armadas de aventuras

España 2017 93 min.
Dirección Adolfo Martínez Guión Luis Arranz y Andrés M. Koppel Fotografía Alfredo Mayo Música Roque Baños Intérpretes Adriana Gil, Roberto Álamo, Raúl Mérida, Antonio Garrido, Ingrid García-Jonsson, Jacobo Dicenta, Younes Bachir, Ismael Martínez, David de la Torre, Marian Hernández, Berta Hernández, Ruth Gabriel Estreno 10 marzo 2017

Si hay algo que agradecer al cine español cuando se atreve con las superproducciones es que ni se le noten las costuras ni se empeñe en ser pretencioso y trascendental. Ambas cosas se las tenemos que agradecer a Adolfo Martínez, que aunque con ésta firma su ópera prima, está ya muy curtido en el cine hecho en Estados Unidos, país donde nació y a donde regresó para estudiar y perfeccionar su bagaje cinematográfico. Martínez se ha tomado esta empresa simplemente como una película de aventuras, a la antigua usanza. Cine bélico no para cuestionar ni analizar sino únicamente para entretener; en ello tiene naturalmente mucho que ver la participación de nuestras fuerzas armadas, sin las cuales su presupuesto se habría tenido que inflar considerablemente para dar al conjunto el realismo que merece. Unas pinceladas para definir a los personajes, algunas de ellas para dejar claro que todo lo dicho sobre la guerra, la barbarie y el dolor no cae en saco roto. Pero a partir de ahí lo que a Martínez y al ejército interesa es poner en pie una película de aventuras en la que un helicóptero protagoniza un rescate en el que las vidas humanas valen más, pero el sentimiento romántico casi de coleccionista hacia un objeto, en este caso el helicóptero referido, también tiene su importancia. Asumida su vocación de espectáculo aventurero no nos ha de extrañar que los talibanes aparezcan únicamente como el enemigo a exterminar, sin más matices, y que las neuras y obsesiones de sus personajes queden en un destacado segundo plano. La incorporación de mujeres, dos más que en los hechos reales en los que se basa, sumando hasta cinco, aporta originalidad y glamour a una empresa que arroja un saldo positivo como producto bien hecho y satisfactorio al nivel comentado, de puro y sencillo entretenimiento, al que no hay que buscarle lecturas colaterales de ningún tipo, ni siquiera el recurrente neofascismo con el que suelen asociarse este tipo de películas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada