miércoles, 11 de noviembre de 2015

XII FESTIVAL DE CINE EUROPEO DE SEVILLA: 6ª JORNADA

LA ACADEMIA DE LAS MUSAS

España 2015 92 min.
Dirección José Luis Guerin Intérpretes Emanuela Forgetta, Rosa Delor Muns, Mireia Iniesta, Patricia Gil, Carolina Llacher, Raffaele Pinto

Salvo sorpresa inminente, éste podría convertirse con todo derecho y justicia en el Giraldillo de Oro de la presente edición del Festival; una oportunidad única además para por fin reconocer una cinta española con la principal distinción del certamen. La maestría, y el magisterio, de Guerin para película a película ir conformando una de las filmografías más lúcidas, personales y comprometidas de nuestra cinematografía, queda corroborada en esta película que sigue a las imprescindibles Innesfree, Tren de sombras, En construcción y En la ciudad de Silvia. Conjugando con total naturalidad y soltura documental y ficción, el director echa mano de su trazo firme y seguro para adentrarse en un aula de la Universidad de Barcelona en la que un profesor italiano debate con alumnas maduras que asisten a un curso sobre creación poética. La inquietud por la cultura y la pasión por el conocimiento se dan cita en este elaborado ensayo sobre el amor como invención poética a partir de la inspiración de las musas, las mismas que discuten con el desconcertado Dante de turno, a veces con argumentos inteligentes y otras ingenuos, para eso se trata de un trabajo en el que la libertad y la expresividad tienen el protagonismo, que para aliviar y mejorar el material resultante ya está la mesa de montaje. Las incertezas e inseguridades del curtido profesor chocarán con las ávidas mujeres que celebran su magisterio pero también lo ponen en entredicho. Guerin incluye en la función momentos lindantes con la comedia, no particularmente la divina, especialmente a través del personaje de la esposa del profesor, además de dos viajes a Italia tan mágicos como reveladores en los que asoman la creatividad popular desde la tradición folclórica y la seducción que provoca el deseo, en definitiva el trabajo de la musa, ya sea por los métodos tradicionales o a través de la palabra escrita vertida en las redes sociales. Lo importante no es tanto lo que digan sus protagonistas sino que lo digan, que muestren inquietud y curiosidad, elucubren sobre lo que aprenden y opinen, siempre desde la autoridad que ofrece el conocimiento, sobre el amor, la naturaleza, el deseo, la sexualidad y el papel de la mujer en esta sociedad y a lo largo de la Historia. Diálogos frescos y espontáneos que para sí los quisiera el más intelectual de los guionistas.

Artículo publicado en El Correo de Andalucía

L'OMBRE DES FEMMES (La sombra de las mujeres)

Francia 2015 73 min.
Dirección Philippe Garrel Guión Jean-Claude Carrière, Caroline Deruas, Arlette Langmann y Philippe Garrel Fotografía Renato Berta Música Jean-Louis Aubert Intérpretes Clotilde Courau, Stanislas Merhar, Lena Paugam, Vimala Pons, Antoinette Moya, Jean Pommier, Thérèse Quentin, Mounir Margoum

Muy ligado al cine experimental, Philippe Garrel tiene una filmografía breve pero muy dilatada en el tiempo desde principios de los setenta. Con esta su última película, presentada en la Quincena de Realizadores del último Festival de Cannes, propone una historia de amor en la que un matrimonio se traiciona mutuamente para comprobar que no pueden vivir el uno sin la otra. Una historia en principio muy simple que sin embargo ha necesitado de la colaboración de cuatro guionistas para llegar a buen puerto, entre ellos el propio realizador, su esposa y el prestigioso Jean-Claude Carrière (El discreto encanto de la burguesía, La insoportable levedad del ser, El artista y la modelo). En la producción destaca también el papel del hijo del director, Louis Garrel, presente también en la sección oficial del festival con Los dos amigos, y que aquí ejerce como narrador. Aunque Philippe Garrel pertenece a una generación inmediatamente posterior a la Nouvelle Vague, con esta cinta parece querer rendir homenaje a sus maestros, con Truffaut, Malle y Godard a la cabeza, rodando en un muy esmerado blanco y negro y haciendo uso de un ritmo y una estructura narrativa que recuerda mucho al estilo de aquellos maestros. Su breve duración unida a la sencillez de sus planteamientos liberan al producto de una gravedad que podría haber lastrado sus resultados emocionales. En los papeles protagonistas Clotilde Courau, esposa del Principe Emanuele Filiberto di Savoia en la vida real, y Stanislas Merhar, de sorprendente parecido con el también francés Benoit Magimel, exhiben una química perfecta como matrimonio en crisis que sufre también el otro tipo de crisis, económica.

Artículo publicado en El Correo de Andalucía

LAS MIL Y UNA NOCHES. EL DESOLADO (As 1001 noites. Volume 2, O desolado)

Portugal-Francia-Alemania-Suiza 2015 131 min.
Dirección Miguel Gomes Guión Miguel Gomes, Telmo Churro y Mariana Ricardo Fotografía Sayombhu Mukdeeprom Intérpretes Joana de Verona, Crista Alfaiate, Joao Pedro Bénard, Margarida Carpinteiro, Chico Chapas, Carloto Cotta, Luísa Cruz, Teresa Madruga

Tres nuevos episodios o cuentos conforman esta segunda parte de las particulares Mil y una noches de Miguel Gomes. Si en la primera asistíamos a los factores que han generado la actual situación de crisis portuguesa y quienes se enfrentan a ella a través de la lucha o la resignación, ahora le toca el turno a las víctimas, esos seres anónimos y privados que de una u otra manera sufren las consecuencias de una situación injusta y sobrevenida. El tono vuelve a ser grotesco, con una considerable dosis de ingenio e imaginación y un uso moderado del humor. Esta vez predomina un tono agrio y deprimente, si bien el segundo episodio, Las lágrimas de la jueza, contiene uno de los momentos más cómicos y delirantes de la trilogía, prodigio de construcción en el que como si de muñecas rusas se tratara, se van relatando diferentes situaciones que encajan unas en otras de forma prácticamente laberíntica. Un criminal forajido de la justicia que vive en su particular paraíso y acaba vitoreado por un pueblo que admira su enfrentamiento con la autoridad y lo establecido, una jueza que intenta resolver y castigar diferentes conductas punitivas redimidas por la pobreza y la necesidad, y un perro que pasa de mano en mano sin extrañar a sus anteriores dueños, gente en situación desesperada en un barrio marginal, son los ingredientes de un circo que pasará a la Historia como referente de una época maldita y unos gobernantes no sólo incapaces de resolver tanta penuria sino suficientemente granujas como para sacar provecho de ella.


Artículo publicado en El Correo de Andalucía

EISENSTEIN IN GUANAJUATO

Holanda-México-Finlandia-Bélgica-Francia 2015 105 min.
Guión y dirección Peter Greenaway Fotografía Reinier van Brummelen Intérpretes Elmer Bäck, Luis Alberti, Maya Zapata, Asmus Slätis, Lisa Owen, Stelio Savante, Rasmus Slätis

Lejos de la popularidad y el reconocimiento que tuvo su cine en los años ochenta, cuando películas como El contrato del dibujante, El vientre del arquitecto, Conspiración de mujeres o El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante, llenaban salas como las del desaparecido Corona de Sevilla, el reencuentro con Peter Greenaway nos sirve para comprobar que no ha perdido el nervio ni el entusiasmo, aunque su cine resulte ahora más cargante que nunca. El pretexto para este nuevo y fatigante derroche visual, tras delirios estéticos como Los libros de Próspero, El niño de Macon o The Pillow Book, es un viaje que el director ruso Sergei Eisenstein realizó a principios de los treinta a México para rodar ¡Viva México!, film auspiciado por simpatizantes americanos del comunismo, con el intelectual Upton Sinclair a la cabeza. Greenaway aprovecha para ofrecer un festín de colorido, tecnología digital, puesta en escena y recursos dramáticos como la pantalla partida y la profusión de imágenes de archivo. Pero más que al servicio de la gestación de un film y la crónica de una época, el director británico parece interesado en el despertar homosexual del protagonista, cuyo exhibicionismo grotesco y descarado encuentra el contrapunto ideal en la sensualidad latina y los modos de un genealogista que le sirvió de acompañante durante su hipotética visita a Guanajuato, que no se produjo en realidad, lo que hace sospechar que los acontecimientos ocurrieron en realidad en México capital. Ilustrada por los grandes éxitos de Prokofiev, de la Sinfonía Clásica a la Marcha de El amor por las tres naranjas, pasando por el inevitable Romeo y Julieta, Greenaway hace gala de un barroquismo extremo y un nervio histérico, dejando la pura y sincera emoción aparte pero sin traicionar lo que en última instancia es un homenaje a un gran artista para quien sus diez días en tierras americanas llegaron a estremecerle tanto como los que protagonizaron su clásico Octubre sobre la Revolución Socialista contra el Imperio Ruso.


Artículo publicado en El Correo de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario