jueves, 10 de mayo de 2018

LUCKY Con la única verdad a cuestas

USA 2017 88 min.
Dirección John Carroll Lynch Guión Logan Sparks y Drago Sumonja Fotografía Tim Suhrstedt Música Elvis Kuehn Intérpretes Harry Dean Stanton, David Lynch, Tom Skerrit, Ron Livingston, Ed Begley jr., Beth Grant, James Darren, Barry Shabaka Henley, Yvonne Huff, Hugo Armstrong, Bertila Damas Estreno en Estados Unidos 29 septiembre 2017; en España 4 mayo 2018

Pocos actores han podido disfrutar de un testamento cinematográfico tan a propósito como Harry Dean Stanton, fallecido sólo catorce días antes del estreno en salas comerciales de Lucky, después de un largo periplo por festivales de todo el Mundo que no han sido suficientes para reconocer los méritos del debut en la dirección del popular actor en cine y series de televisión John Carroll Lynch, estreno también de sus guionistas en este menester. La cinta cuenta la rutina de un anciano que vive en esa parte del mundo que llamamos la América profunda, poblada de personajes marcados por el clima, la soledad, la calma del entorno y una marcada espiritualidad consecuencia de una inmensa humanidad. El día a día de este personaje a través de una narrativa y una retórica tan deudora de David Lynch, que aquí colabora como actor y cuya Una historia verdadera guarda muchos puntos en común con la crónica de esta preparación ante lo inevitable, la oscuridad a la que todo el mundo está condenada. Un inmenso Harry Dean Stanton recrea los estertores de un hombre que cuida su físico, entona un precioso y conmovedor Volver, volver, fuma, hace crucigramas, se enfada con quienes comercian con la muerte, y escucha a quien vio cómo otras culturas y religiones la encaran con una sonrisa. Lynch llora la pérdida de una tortuga, metáfora de la carga que todos llevamos desde que nacemos, nuestra tumba. Es el mismo Lynch que dirigió al carismático protagonista en Corazón salvaje, Twin Peaks: Fuego camina conmigo y las series Inland Empire y la última temporada de Twin Peaks, y a quien siempre recordaremos por su participación en Alien, Corazonada y sobre todo París, Texas. Con calma y elegancia, Stanton se mueve por un paisaje desértico, debate con conocidos y se confiesa asustado cuando la verdad se aproxima inexorablemente. Y con estos ingredientes se teje una emotiva crónica del hombre cuando se acerca a su final y aún no ha encontrado respuestas a su existencia, ni siquiera en las palabras que escudriña con el bolígrafo. Anécdotas, recuerdos y vivencias se tornan insuficientes para dar sentido al teatro de la vida, mientras la tortuga pasea su caparazón desierto a través, quizás también en busca de respuestas a su longeva vida y su futura e inevitable desaparición. Quizás la única solución sea disfrutar todo lo que podamos antes de que la oscuridad y un terrible vacío nos engullan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario