martes, 29 de enero de 2013

EL VUELO Un dilema moral

Título original: Flight
USA 2012 138 min.
Dirección Robert Zemeckis Guión John Gatins Fotografía Don Burgess Música Alan Silvestri Intérpretes Denzel Washington, Kelly Reilly, Don Cheadle, Bruce Greenwood, Brian Geraghty, Melissa Leo, John Goodman, Nadine Velázquez, Tamara Tunie, James Badge Dale, Garcelle Beauvais Estreno en España 25 enero 2013

Doce años llevaba Robert Zemeckis sin dirigir un drama de ficción en imagen real. Desde Náufrago solo había realizado tres films de animación según la técnica del motion capture: Polar Express, Beowulf y Cuento de Navidad. Pero lo más llamativo no es que Zemeckis, el creador de Regreso al futuro, ¿Quién engañó a Roger Rabbit? y Forrest Gump haya regresado al cine de imagen real, sino que lo haya hecho por la vía del cine adulto que cultivó con menor éxito en Contact, Lo que la verdad esconde y la antes mencionada Náufrago. El vuelo se revela ya desde sus primeras secuencias, con desnudo integral frontal femenino, como un producto más novedoso e interesante dentro de la filmografía del carismático director. Con la ayuda del guión de John Gatins, quien antes había escrito Acero puro, producida por el propio Zemeckis, la historia plantea un dilema moral tan complejo como controvertido, por cuanto convierte a un piloto heroico capaz de salvar con una maniobra milagrosa a casi todo el pasaje de un avión sentenciado, en objeto de análisis ético y moral por su adicción a sustancias altamente nocivas para la salud. Tras unos cuarenta primeros minutos prácticamente irrespirables, en los que somos testigos de un casi inevitable y terrible accidente aéreo, la cinta se adentra en el drama con un gran sentido de la dosificación, el ritmo y la agilidad narrativa, recayendo sobre Denzel Washington gran parte de la responsabilidad dramática del film, algo que como es habitual el actor salva con éxito arrollador; y eso que el suyo es un personaje muy complicado que tiene que despertar simpatías y fobias a partes iguales, no precisamente un ejemplo sino más bien un catálogo de miserias. Alrededor suya surgen una serie de personajes que un magnífico elenco de secundarios consigue llevar a buen puerto, logrando que en conjunto el film despegue con holgura, algo a lo que tampoco es ajeno sus elegante y muy cuidado acabado formal y técnico. Sin duda el mejor drama filmado hasta el momento por un realizador especializado en fantasía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario